Aumenta la facturación del sector de la legumbre aunque baja algo el consumo

Share

La compra de legumbres por parte de los hogares españoles es menor a cierre de año 2023 y caen un 1,2 % en volumen. El valor del mercado se mantiene en positivo con una variación del 6,0 % de la facturación con respecto al año 2022. Esta categoría ha tenido una evolución más acusada que la media de alimentación y bebidas en volumen.

Sin embargo, el precio medio aumenta un 7,3 % con respecto al año anterior, cerrando en 2,18 €/kilo, siendo el aumento medio promedio alimentario del 10,1 %. En conclusión, se puede decir que los hogares adquieren menos volumen, pero pagan más por ello.

Estos productos de alimentación representan un 0,41 % del presupuesto total destinado a la compra de alimentación de los hogares, siendo su correspondencia en volumen del 0,57 % de las compras totales.

En promedio, cada residente en España consume en torno a 3,26 kilos de legumbres en 2023, una cantidad inferior en un 2,3 % con respecto a la cantidad ingerida un año antes. Por su parte, el gasto medio aproximado que se realiza por individuo a cierre de año 2023 alcanzaba los 7,10 €.

Si se hace el análisis desde el año 2019, la compra de legumbres también decrece un 1,0 %, siendo la facturación un 12,1 % superior, debido a que la baja demanda se compensa con el aumento del precio medio que es del 13,2 % si lo comparamos con el precio medio pagado en 2019.

Si se enmarca el consumo de legumbres en un horizonte a largo plazo, con respecto al año 2008 las legumbres crecen y consiguen ganar presencia en los hogares con un 4,0 % más de volumen.

Esto es debido al tipo de legumbre cocida que tal como se puede observar en la gráfica consigue durante estos años posicionarse como el tipo con más importancia en los hogares. Por su parte, la compra de legumbre seca pasa a ocupar un segundo lugar, perdiendo de manera progresiva importancia en el sector.

La categoría de legumbres se divide entre el tipo de legumbre seca y el tipo de legumbre cocida.

A cierre de año 2023, el tipo de legumbre cocida acapara una mayor proporción de volumen con el 56,8 % de la categoría, siendo el otro 43,2 % la parte correspondiente a la legumbre seca. Si bien, la foto es inversa si tenemos en cuenta el valor del mercado, y es que, aquí la legumbre seca mantiene una mayor proporción que la legumbre cocida (53,4 % vs 46,6 %). En términos de evolución, ambos tipos crecen en valor, pero la evolución en volumen difiere entre ellas, siendo creciente para el tipo de legumbre cocida (1,9 %) y decreciente para el tipo de legumbre seca (5,0 %).

Si se tienen en cuenta los diferentes tipos de legumbres existentes en el mercado y analizamos los datos a cierre de año 2023, observamos que el garbanzo, que representa el 43,2 % de los kilos de legumbres, y su proporción en valor del 40,3 %, se convierte de esta manera en el primer tipo de legumbre con más consumo de la categoría. De hecho, a cierre de año 2023, gana presencia en los hogares y consigue crecer tanto en volumen (1,8 %) como en valor (7,1 %).

La lenteja es el segundo tipo de legumbre por orden de importancia dentro del hogar, representando el 28,2 % en volumen y el 29,4 % en valor, seguido muy de cerca por alubias, que mantienen una proporción del 28,0 % en volumen y 29,2 % en valor. La evolución para lenteja es creciente en valor y decreciente en volumen, al igual que en el caso de alubia, que consigue perder presencia en el hogar con un retroceso del 1,2 % del volumen y crece en valor consiguiendo un 4,6 % más de facturación.

Share